La Historia de John

John no se mira como el político típico, y no ha seguido un camino tradicional en la política.

Nacido en Pennsylvania, John fue hijo de padres adolescentes que a penas comenzaban su propia familia. En aquel entonces, su papá trabajaba de noche para poder pagar su universidad. John creció en York, PA, y siguió los pasos de su padre hacia Albright College, donde jugó como tackle ofensivo para los Leones.

Al cumplir 23 años, John se unió a Big Brothers/Big Sisters, y su vida jamás volvió a ser igual.

John se dedicó por completo al programa, como mentor de su ‘pequeño’ — un niño de 8 años que recientemente había perdido a su padre a causa del SIDA y su madre también estaba luchando contra la enfermedad. Antes de su muerte, John le prometió a ella que él seguiría cuidando de su hijo y se aseguraría de que se graduara de la universidad. Quince años después, John y su ‘pequeño’ han cumplido sus promesas, con la graduación de su pequeño de Washington College y Jefferson College en Washington, PA.

Pero John quería hacer aún más. Él se unió a AmeriCorps y sirvió en el histórico Distrito Hill de Pittsburgh, donde ayudó a instituir los primeros laboratorios de computación del vecindario y enseñó clases a jóvenes madres y padres para graduarse de la preparatoria.

Después se graduó con una Maestría en Política Pública de la Escuela de Gobierno Kennedy en la Universidad de Harvard.

John regresó a Pennsylvania para lanzar un programa de preparatoria para adultos en el poblado de Braddock, una de las comunidades más empobrecidas y con más retos en el estado. En el 2005, impulsado por sus estudiantes, John se postuló para la alcaldía y ganó una primaria muy reñida por un solo voto. Durante sus 13 años como alcalde, John trabajó para reconstruir su comunidad, generando empleos, movilizando a los jóvenes, y trayendo soluciones urbanas creativas a Braddock. La ciudad ahora tiene un centro comunitario, jardines urbanos, y una tienda gratuita que es manejada por la esposa de John, Gisele.

Juntos, John y Gisele han luchado por las causas en las que ellos creen, desde la reforma migratoria hasta los derechos LGBTQ+. Cuando los legisladores de Pennsylvania decidieron continuar impulsando políticas anticuadas y discriminatorias prohibiendo la igualdad matrimonial, John tomó la iniciativa y ofició una de las primeras bodas del mismo sexo dentro del estado. Y cuando ellos quisieron construir una carretera interestatal de cuatro carriles atravesando Braddock, una ciudad que es 80% negra y que ya ha sufrido tasas históricamente altas de asma, John fue el único oficial electo del oeste de Pennsylvania que se opuso a ella y exponiendo que se trataba de racismo ambiental.

En el 2016, John decidió postularse para el Senado de Estados Unidos y enfrentar la crisis de desigualdad en los niveles más altos del gobierno. Aún después de perder en la contienda primaria del Partido Demócrata, John venció las expectativas, ganando 20 por ciento del voto como un candidato relativamente desconocido en una contienda de cuatro candidatos.

Dos años después, en el 2018, John se postuló para ser vicegobernador de Pennsylvania, y en esta ocasión él logró dominar a lo largo y ancho de la mancomunidad, ganando una primaria democrática con cinco candidatos y comandando una victoria convincente en la elección general.

Como vicegobernador, John ha transformado el puesto y ha convertido este cargo en un punto de influencia para abogar por la justicia económica y la reforma de la justicia penal.

Semanas después de asumir el puesto, John se embarcó en una gira que recorrió cada uno de los 67 condados de Pennsylvania, para escuchar las necesidades de estas comunidades, algo que ningún vicegobernador había hecho antes, y entablar una conversación sobre la legalización de la marihuana. En tres meses, el tour histórico reunió a más de 10,000 personas en vivo y decenas de miles más se conectaron en línea. Después del reporte y las recomendaciones finales que rindió John, el gobernador anunció su apoyo a la legalización por primera vez.

Como presidente de la Mesa Directiva de Perdones, John ha liderado la lucha para darle segundas oportunidades a presos no-violentos con largas condenas, y liberar a aquellos que han sido erróneamente procesados.

Él ha tomado numerosos pasos para reestructurar el proceso de clemencia en Pennsylvania, incluyendo la eliminación de tarifas asociadas con la solicitud de perdones, haciendo que la solicitud de un perdón sea más accesible, y trabajando para facilitar el proceso de solicitud en línea. Durante el mandato de John, la Mesa Directiva ha recomendado a la conmutación de más aplicantes que bajo ningún otro vicegobernador en décadas.

John y Gisele decidieron no quedarse en la Mansión del Vicegobernador, y en vez de ello abrieron la alberca oficial de la residencia a los niños que típicamente no tendrían acceso a una. Ellos viven con sus tres hijos, Karl, 11, Gracie, 9, y August, 6, en una restaurada agencia de autos en Braddock con el perro de la familia, Levi.